Obra

[box]Actualmente nuestra Provincia dispone de diez Obras Apostólicas en Argentina, Bolivia y Chile, además de una fundación en Bolivia.

En Argentina están presentes: La Casa Hospital San Juan de Dios, la Clínica Nuestra Señora del Pilar y el Centro de Rehabilitación San Juan de Dios. En Bolivia por su parte marcan presencia: El Instituto Nacional de Psiquiatría Gregorio Pacheco, el Instituto Psiquiátrico San Juan de Dios, el Instituto Psicopedagógico. Cdad. Joven San Juan de Dios, el Hospital Cristo de las Américas y el Centro de Rehabilitación y Salud Mental San Juan de Dios.

 

En Chile están avecinadas: La Clínica Psiquiátrica Nuestra Señora del Carmen, ubicada en la comuna de Macul, en la Región Metropolitana y el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios.

El Sanatorio Marítimo, tal como las demás Obras se rigen por los Principios y Filosofía de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, patentes en el número 43 de los Estatutos Generales de la Orden:

  1. El centro de interés de cuantos vivimos y trabajamos en el hospital o en otra obra asistencial, es la persona asistida.
  2. Promovemos y defendemos los derechos del enfermo y necesitado, teniendo en cuenta su dignidad personal.
  3. Nos comprometemos decididamente en la defensa y promoción de la vida humana.
  4. Reconocemos el derecho de las personas asistidas a ser convenientemente informadas de su estado de salud.
  5. Observamos las exigencias del secreto profesional y tratamos de que sean respetadas por cuantos se relacionan con los enfermos y necesitados.
  6. Defendemos el derecho a morir con dignidad y a que se respeten y atiendan los justos deseos y las necesidades espirituales de quienes están en trance de muerte, sabiendo que la vida humana tiene un término temporal y que está llamada a la plenitud en Cristo.
  7. Respetamos la libertad de conciencia de las personas a quienes asistimos y de nuestros colaboradores, pero exigimos que se acepte y se respete la identidad de nuestros centros hospitalarios.
  8. Valoramos y promovemos las cualidades y la profesionalidad de nuestros colaboradores, les estimulamos a participar activamente en la misión de la Orden y les hacemos partícipes del proceso de decisión en nuestras obras apostólicas, en función de sus capacidades y áreas de responsabilidad.
  9. Nos oponemos al afán de lucro; por tanto, observamos y exigimos que se respeten las normas económicas justas.[/box] 

 

 

Edit Me!