Reseña

[box]El Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, nace un 30 de Junio de 1929, con la colocación de la primera piedra, en el sector costero de la ciudad de Viña del Mar, por requerimiento de la Orden Religiosa San Juan de Dios.

La primera etapa de construcción del edificio se materializa en el año 1933, la segunda etapa en el año 1935, se construyeron dos salas permitiendo aumentar su  capacidad a 40 camas, mas todo un equipamiento clínico necesario para su normal operación. En la tercera etapa entre los años 1935 y 1938 se logra construir pabellones adicionales que incluyeron, dos salas de servicios auxiliares, lavandería y servicios complementarios, la última etapa se realizó en el año 1941 y contempló la edificación de la capilla del Sanatorio Marítimo.

Su objetivo era brindar atención a las necesidades sanitarias de la época, concretamente su trabajo estaba focalizado en la atención de secuelas de poliomielitis y tuberculosis ósea.

Con los avances de la ciencia estas enfermedades dejaron de ser el centro de su tarea de manera que en la actualidad y siguiendo con el carisma de la Orden Hospitalaria, las actividades están volcadas a la atención de la población infantil portadora de daño orgánico cerebral y abandono familiar, así mismo, se brindan servicios de atención pediátrica general a la población local. La orientación actual, por lo tanto se podría definir como la de un Centro de Rehabilitación para niños discapacitados con servicios de Pediatría General para la Comunidad.

Hoy en día, el Sanatorio Marítimo atiende a 52 niños proporcionándoles amor, cariño y todos los cuidados que necesitan para su desarrollo integral como personas, potenciando el desarrollo de las capacidades que poseen, refuerzo de lazos afectivos con voluntarios, personal y padrinos, además de tratar de rescatar lazos con familias biológicas y así interactuar con el medio externo, para romper el círculo de niño institucionalizado.

Hoy en día el Sanatorio proporciona a los niños (as) y jóvenes: comodidad y atención integral, con un equipo multidisciplinario, satisfaciendo sus necesidades médicas, pedagógicas, psicosociales y laborales, con el fin de mejorar su calidad de vida, bajo el carisma de la Orden Hospitalaria de los hermanos de San Juan de Dios.

Seguimos una fidelidad, un pensamiento, una idea, una forma de hacer las cosas de un hombre que después de 500 años aun provoca el deseo de imitarlo y despierta vocaciones, en tantos países distintos conmemoran el mismo hecho, la vida y la obra de un hombre, Juan Ciudad, que luego sería canonizado.[/box]

Edit Me!